Previsión fin de semana 1-3 de diciembre de 2017

.

Hola, hola!

Cerramos un noviembre lamentable. Un mes donde no hemos recogido ni 30 litros, cuando lo “normal” es que caigan unos 120 litros. Un mes donde la nieve, pese a que pintó las montañas, o incluso algunos pueblos, ha ido desapareciendo y que, gracias a el frío de estos últimos días, se ha podido fabricar ante la falta de la caída del cielo. Cerramos un otoño tremendamente deficitario en cuanto a precipitaciones en nuestro Valle e iniciamos el invierno con la esperanza de que se cambien las tornas y el invierno nos traiga el agua y la nieve que tanta falta hace.

El frío, o el cambio hacia el frío, ha sido lo más destacable de estos días pasados. Máximas rondado los 8ºC/10ºC en los pueblos, hoy no hemos llegado ni a 5ºC. Heladas moderadas, bajando incluso hasta -5,7ºC en las afueras de Benasque. En el Ampriu frío más constante, hoy sin pasar de 0ºC en todo el día (máxima de -2,3ºC) y con mínimas que ya han bajado de los -8ºC.

No he llegado ni a dar un vuelco de 0,2mm el pluviómetro de la Davis en Benasque.

Los próximos días van a ser bastante parecidos a los pasados. Días de frío, con viento de Norte y, quizás lo más destacable, con más opciones de que la nieve llegue a saltar la divisoria con Francia y haga acto de presencia, a ratos, en más zonas del Valle. Y es que vamos a tener varios de los ingredientes que, en situaciones de Norte, son necesarios para que la nevada avance en el lado Sur de los Pirineos.

Por una parte, frío en altura. Vamos a tener incluso menos de -35ºC a 500hpa (unos 5.500msnm)  entre la tarde y noche del viernes y la mañana del sábado.

Así lo muestra el GFS para la tarde del viernes. Con esa isoterma de -35ºC abarcando una parte sustancial del cuadrante NE de la Península.

Vamos s tener, también, un flujo de Norte y NE intenso, con una masa de aire de procedencia Ártica, aunque ya desconectada de su zona madre. Masa con un cierto contenido en humedad (aunque tampoco es la mejor situación que se pueda recordar en este sentido), lo que ayudaría a esa mayor inestabilidad saltando la zona de cumbres.

El GFS para el sábado por la mañana nos muestra las altas presiones en el Atlántico, al W de Irlanda, y la zona fría, con bajas presiones en superficie centradas sobre Córcega y Cerdeña. Entre esos centros de acción se canaliza un flujo de N tendiendo a ser cada vez más de NE. Irá resecándose con el paso de las horas.

Pero el sábado por la tarde es cuando entra otro ingrediente, a la vez que se va yendo el frío más severo en altura y que el flujo de vientos en superficie se torna más de NE, menos inestable, se irá acercando el Jet, sin llegar a estar justo en nuestra zona y tampoco sin llegar a ser muy potente, pero podría dar algunas opciones a que el sábado por la tarde-noche, pudiese volver a nevar.

Así estaría el Jet (corriente a 300hpa) por la mañana, moviéndose hacia el Este poco a poco al tiempo que perdería intensidad.

Con todo esto, se puede decir que tenemos un poco de todo, siendo el frío en altura lo más destacable, y siendo menos propicios, aunque no del todo malos, las características de la masa de aire, el flujo de Norte y la cercanía del Jet.

Hay que señalar que el movimiento posterior es a una clara estabilización del tiempo los primeros días de la semana que viene, muy probablemente prolongándose aún los primeros días del puente. Más dudas habría sobre la evolución hacia el fin de semana siguiente. Pero eso ya queda muy lejos y habrá que ir afinándolo con el paso de los días.

De momento la previsión para estos días es la siguiente (sabiendo que estas cosas del Norte siempre tienen su dificultad):

Viernes día 1 de diciembre: Iniciamos el último mes del año con muchas nubes y posibles precipitaciones en forma de nieve en cualquier cota. Más probables y abundantes cuanto más al Norte del Valle nos encontremos. No es descartable que, sobre todo, hasta media mañana, y a últimas horas, las nevadas también sean posibles en zonas más alejadas de la divisoria. Temperaturas con pocos cambios, máximas igual un poco más bajas. Vientos de Norte moderados. En la medida en que la nevada salte la divisoria, serían menos intensos, volviendo al retirarse las precipitaciones.

Sábado día 2: De madrugada aún con ambiente inestable. A lo largo del día las precipitaciones restringiéndose al Norte, a la vez que el viento ganaría protagonismo en el resto de zonas. Temperaturas con pocos cambios. Ambiente frío. Vientos de Norte que podrían ser fuertes o muy fuertes, sobre todo la segunda mitad del día.

Domingo día 3: Más estable. Se puede escapar algún copo al Norte, pero ya poca cosa y ya poco probable por al mañana. Temperaturas un poco más altas. Aún ambiente frío. Viento de Norte con rachas fuertes, aflojando conforme pase el día y calmando, o siendo ya flojo, por la noche. En altura tardaría un poco más en retirarse.

Lunes día 4: Estable. Temperaturas más altas, aunque la parada del viento podría dejarnos ya inversiones térmicas y heladas importantes en los valles. Vientos flojos.

Y lo dicho, muy probable zona central de la semana estable, con anticiclón encima, inversiones, y a la espera de ver qué puede pasar en fechas siguientes. Lo vamos comentando por @meteobenás.

Saludos.

-dani…-

@meteobenás


Fuentes: www.meteored.com / www.aemet.es / www.meteociel.fr / www.chebro.es

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *