¿Sabemos leer una previsión?

.

Aprovechando estos días recuperamos otro post publicado en el anterior sitio del blog de @meteobenás en el que se abordaba cómo interpretar una previsión -oficial- para poder saber qué nos está diciendo. El post decía así…

Muchas veces leemos la previsión y luego nos quejamos de que no acierta, que a veces pasa, pero muchas otras es que no sabemos qué es lo que realmente nos está diciendo esa previsión.

Vamos a poner algunos de los términos más habituales y las gradaciones que suelen aparecer en las previsiones. Para ello tiramos del manual disponible en la web de AEMet al respecto:

http://www.aemet.es/documentos/es/eltiempo/prediccion/comun/Manual_de_uso_de_terminos_met_2015.pdf

No es lo mismo, ni tiene las mismas consecuencias, un cielo cubierto por nubes altas, que por nubes bajas… Tampoco es lo mismo un viento moderado que un viento fuerte… Por ello hay que saber qué quiere decir cada uno de esos términos de una previsión.

Empezando por la nubosidad podemos hablar en primer lugar del tipo de nubes:

Nubes altas: Permiten que pase el sol y no dan precipitaciones. Un día cubierto por nubes altas puede tener una cierta pérdida de relieve en la práctica del esquí pero, por lo demás, no afecta lo más mínimo.

Nubes medias y altas: Puden dar alguna precipitación débil pero también, si son poco desarrolladas, llegan a dejar entrepasar el sol.

Nubes bajas: Generalmente estratos, o también nieblas. Si dan precipitaciones son débiles.

Nubes de evolución: Las de tormentas, que se van desarrollando verticalmente conforme pasan las horas. Típicas de primavera avanzada y verano.

Nubes de retención: Suelen ser nubes bajas, bastante pegadas al terreno y que pueden persisitir muchas horas ya que se asociacian a factores orográficos.

Generalmente suele hablar del estado del cielo atendiendo a la siguiente gradación:

Despejado, poco nuboso, nuboso, muy nuboso y cubierto. Para definir esto debe imaginarse el cielo visible dividido en 8 partes, con lo que la escala queda así (simplificando por no liar los símbolos):

Despejado: Nubes que cubren < 1/8

Poco nuboso: Nubes que cubren unos 2/8

Nuboso: Nubes que cubren en torno a 4/8

Muy nuboso: Nubes que cubren en torno a 6/8

Cubierto: Nubes que cubren 8/8

Es decir, un día nuboso, frente a lo que se puede pensar, es un día con una previsión de «sol y nubes», no un día tapado.

AEMet utiliza la siguiente simbología en sus previsiones:

En referencia a la probabilidad de ocurrencia de un fenómeno, como por ejemplo las precipitaciones, suele utilizarse:

Baja probabilidad: Cuando está por debajo del 40%

Probable: Cuando está entre el 40% y el 70%

Se omite mención a la probabilidad cuando se considere que hay más de un 70% de probabilidades de que ocurra un determinado fenómeno.

En relación a la lluvia se estable una gradación según su intensidad, de esta forma se habla de precipitaciones:

Débiles: Intensidad menos a 2mm/h

Moderadas (si): Intensidad entre 2 y 15mm/h. Tras la última actualización se puede omitir el adjetivo de «moderado» cuando si intensidad esté entre débil y fuerte.

Fuertes: Intensidad entre 15 y 30mm/h

Muy fuertes: Intensidad entre 30 y 60mm/h

Torrenciales: Intensidad de más de 60mm/h

Las nevadas, de forma análoga, también tienen su gradación:

Débiles: Con copos pequeños y no más de 0,5cm/h

Moderadas (si): acumulando hasta 4cm/h con copos más consistentes. Igualmente omitible como en el caso anterior.

Fuertes: Acumulando más de 4cm/h.

Tanto las moderadas como las fuertes conllevan reducción en la visibilidad.

En cuanto a las heladas, la gradación que se establece es la siguiente:

Débiles: Entre 0ºC y -4ºC

Moderadas (si): Entre -4ºC y -8ºC

Fuertes: Por debajo de -8ºC

En cuanto al viento, más allá de su dirección, la gradación referente a su intensidad se toma respecto a la velocidad media de periodos de 10 minutos, con la siguiente gradación:

Calma: Velocidad media menor de 5km/h

Flojos: Velocidad media entre 5 y 20km/h

Moderados (si): Velocidad media entre 20 y 40km/h

Fuertes: Velocidad media entre 40 y 70km/h

Muy fuertes: Velocidad media entre 70 y 120km/h

Huracanados: Más de 120km/h

Si nos referimos a las rachas de viento sólo se citan cuando se superan los 70km/h en la previsión, hablando de:

Muy fuertes: Por encima de 70km/h

Huracanadas: Para más de 120km/h

AEMet utiliza la siguiente simbología en sus previsiones referidas al viento:

En el manual que os he dejado arriba veréis que hay más términos de probabilidad, localización, evolución del fenómeno en cuestión, etc. pero creo que con estos términos e interpretaciones podemos hacernos una mejor idea de cómo hay que leer las previsiones oficiales y aprender a entenderlas para no llevarnos a equívoco.

Obviamente, aunque ya sabéis lo que opino, vale más una previsión escrita que mil Apps de movil o mil modelos automáticos, cuya fiabilidad podría decirse que es «muy débil», pero vosotros veréis de dónde bebéis.

Saludos!

-dani…-

@meteobenás

Comparte esta entrada

Deja un comentario