Vuelta circular por el Valle de Estós

.

Hola!

Hoy os presentamos una ruta sencilla por el Valle de Estós. Este valle es uno de los más importantes del Valle de Benasque. Es drenado por el río de Estós, de dirección NW-SE, uno de los principales tributarios del Ésera en su zona de cabecera, si bien sus aguas son retenidas y, en buena medida derivadas para producción hidroeléctrica, antes de desembocar en el principal río de nuestro Valle, el Ésera.

Esta ruta recorre la parte media y baja del Valle, atravesando los parajes de Santa Ana y la Coma del Tormo, y adentrándose en el Monte de Estós, monte comunal de los vecinos de Benasque.

La ruta se inicia en los antiguos barracones que sirvieron para la construcción del pequeño embalse ubicado aguas arriba de los mismos, a poco menos de 1 km tomando el desvío inmediatamente posterior al Puente de San Chaime que cruza el río Ésera en dirección a Senarta y Llanos del Hospital. Desde Benasque, si queréis iniciar la ruta en el mismo pueblo, hay que tomar o bien el camino paralelo a la carretera, o bien el camino que, por la margen derecha del río Ésera, remonta hasta la central de Ruda (aguas arriba del desvío de Cerler), para luego seguir el río por la margen izquierda hasta el camping Aneto, donde lo cruzamos por un bonito puente y nos acaba llevando a los Barracones de Estós. En total son algo más de 3,5km desde Benasque.

Iniciamos el recorrido remontando la pista forestal que recorre el fondo del valle, pasando junto a las aguas del embalse y, posteriormente, al propio río, con frecuencia caudaloso y con mucha pendiente. En menos de 1,5km cruzamos el río por la palanca del Aigüacari, remontando entonces la margen derecha del valle, hasta pasar el refugio de Santa Ana y, poco después, abandonar la pista y tomar un sendero que, cruzando la Coma, zona más llana que queda a nuestra derecha, atravesar de nuevo el río por la palanca de la Ribera, e ir remontado las laderas de la margen izquierda.

En este tramo de ascenso habrá que estar atentos a las señales del sendero ya que este se puede confundir con los caminos que el ganado vacuno que pasta estos prados en verano va creando por su paso. Especialmente atentos hay que estar al salir a una zona un poco más llana, donde se intuyen muretes de piedras de antiguos corrales, ya que hay que realizar un giro de 90º hacia la derecha (buscando la ladera ascendente) que no siempre está muy bien señalizado.

Poco a poco el sendero va ascendiendo por la ladera hasta que dejamos el bosque, generalmente dominado por los avellanos al inicio, pasando posteriormente a abundar los pinos negros (uncinata), llegando a la pequeña cabaña de pastores de La Coma, con buenas vistas sobre el valle de Batisielles, en la margen opuesta del Valle de Estós. Tendremos también, especialmente recomendable hacia finales de septiembre y primeros de octubre, muy buenas vistas sobre el hayedo de Estós, el más importante del valle de Benasque, que queda en la margen opuesta del valle. Llaneando entre algunos repechos, por un pequeño valle secundario, acabamos llegando a los cuartes del Tormo, en ruinas, y descendiendo a la cabaña del Tormo, famosa por esto…

En este paraje, tras unos 6,5km de recorrido,  el Valle se abre de forma sensible, tendremos unas magníficas vistas del cordal norte que nos separa de Francia, dominado por el Pico del Perdiguero, con 3.221msnm. Si siguiésemos valle arriba alcanzaríamos el refugios del Cantal (o de Estós) guardado todo el año.

A partir de este punto, el recorrido regresa a la pista forestal, que finaliza en el Corral del Tormo, para ir descendiendo por la margen derecha del valle. Al poco de abandonar el Tormo, nos podemos adentrar por un pequeño sendero que nos lleva a los miradores de las cascadas de las Gorgas Galantes, donde el río Estós se encajona al atravesar un afloramiento calizo y forma unas bonitas cascadas con sus típicas pozas a los pies.

Posteriormente, regresando a la pista y atravesado el barranco de Montidiego, procedente del ibón del mismo nombre, y la Aigüeta de Batisielles, que drena ese subvalle de conocidos ibones como los de Batisielles, Perramó o Escarpinosa, nos adentramos en el mismo hayedo que habíamos visto desde la otra margen del valle. Durante casi 1 km la sombra de las hayas nos dejará un ambiente mucho más agradable en época veraniega y otoñal, antes de volver a salir de este bosque justo en la zona del desvio del sendero hacia Batisielles, que dejaremos atrás continuando con el descenso pasando junto a la Fuente de Corones, donde podremos recargar nuestras cantimploras, hasta  cerrar el bucle cerca de la Cabana de Santa Ana, donde ya descendemos por el mismo tramo de pista que habíamos hecho al inicio de la marcha.

En total, este recorrido circular, supone unos 14km (sin contar la aproximación desde Benasque), en los que pasamos de los casi 1300msnm de los barracones al inicio de la marcha hasta los casi 1850msnm del entorno de la cabaña de pastores de la Coma, antes de la cabana del Tormo.

En total son unas 3h 30 min de marcha a ritmo vivo. Tened en cuenta que hasta que encontremos algunos barrancos, como el de Montidiego, ya de vuelta, no podremos disponer de agua natural, por lo que es necesario llevar agua suficiente. Como siempre, se aconseja madrugar para no pillar el sol de pleno, aunque no es una senda especialmente expuesta, ni mucho menos.

Saludos.

-dani-

@meteobenás

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *