Previsión fin de semana 24-26 de enero de 2020

.

Hola, hola!

Y por fin nevó. Tal como apuntaban los modelos, no vimos nieve mientras buena parte de Teruel quedaba sepultada, casi literalmente, en intensas nevadas de levante, pero el remate final de la baja, con toques más sureños, acabó por afectar a buena parte del Pirineo en su parte central, y también a nuestro trocito, dejando buenos espesores desde 1.500m, más contundentes por encima de 1.900m, donde hay acumulados cercanos o superiores al medio metro de nieve. Bienvenida sea.

Y es que han sido unos 50 litros de agua, en altura en forma de nieve, los que han caído entre el miércoles y el jueves, con intensas nevadas. La cota contenida, en línea con las temperaturas, rondando las máximas de 5ºC estos últimos días en los pueblos, más bajas que a principios de semana. Heladas débiles, o ni eso. Más frío en el Ampriu, que empezaba la semana bajando de -10ºC. Luego heladas moderadas con máximas que no pasaban de 2ºC. Sin datos en el Cogulla estos días.

El tiempo va a ir retomando la estabilidad conforme pasen los días. La tarde de hoy ya ha sido mucho más estable, y parece que los próximos días, aunque con bastantes nubes hasta el domingo, podrían dejar de estar presentes las precipitaciones. La tendencia posterior es a que entren altas presiones y la semana que viene sea mucho más estable. No se aprecian fríos sensibles a ninguna plazo.

De momento, como decimos, aunque la baja que ha traído tantas precipitaciones y situación muy complicada en el Mediterráneo, ya se encuentra muy rellena y el gradiente de presión es ya muy débil, siguen quedando los restos, con centro al SW de la Península, que durante el viernes y el sábado, mientras se vayan reintegrando en la circulación del W, seguirán generando nubosidad, más activa en zonas del centro y sur, aunque en nuestra zona no llegará a afectarnos de forma directa.

Así lo ve el ECMWF para el sábado a medio día, con ese vaguada fruto de la reintegración de la bolsa fría, de sus restos, en la corriente del W. Posteriormente las altas presiones ganarán terreno y dejarán el tiempo mucho más estable y con temperaturas algo más elevadas y, todo lo más, algún frente muy desgastado desde el W.

El ensemble del GFS resume lo dicho, Poca precipitación a la vista, temperaturas de momento estables, con tendencia al alza la semana que viene, sobre todo en altura con entrada de dorsal, y en principio poco más que contar.

La previsión para el fin de semana es la siguiente:

Viernes día 24: Buenos ratos de sol, con algunas nubes medias y altas. temperaturas con pocos cambios, quizás más frío a primeras horas. Vientos flojos.

Sábado día 25: Con más nubes, muchos ratos tapado. Si cae algo será muy poca cosa. Temperaturas un poco más bajas. Vientos flojos.

Domingo día 26: Con algunas nubes pero ganando presencia el sol. Sin precipitaciones. Temperaturas un poco más altas. Vientos flojos.

Lunes día 27: Dominio del sol, con algunas nubes más por la tarde. Temperaturas con pocos cambios. Vientos de W flojos en general.

Y lo dicho, tendencia, a grandes rasgos, a tiempo estable varios días más. Lo comentamos día a día en @meteobenás.

Saludos.

-dani…-

@meteobenás

Os dejo una foto de la cabaña del Tormo, en el Valle/monte de Estós, de Brahin, nevando como está mandado.


Fuentes: www.meteociel.fr / www.aemet.es / www.chebro.es

Comparte esta entrada

Deja un comentario