Circular por la Artiga de Lin

.

Retomamos las rutas para presentaros un que conjuga longitud y dureza. Se trata de la ruta circular que une el Hospital de Benasque y la Artiga de Lin, pasando por el Puerto de La Picada a la ida y volviendo por Col de Toro. La distancia es de más de 26km, y el desnivel positivo se acerca a los 1.800m.

Los principales consejos en este caso es salir pronto, al ruta es larga, y bastante solanera, y reportar agua tanto a la salida como en el refugio de la Artiga de Lin, ya que ne muchas zonas escasea o bien hay ganado según las fechas.

Trazado de la ruta

 

Partiendo del Vado del Hospital, tomaremos el camino viejo hacia el Pllan d’Están, dejándolo para subir a Peña Bllanca, subida con importante pendiente, hacia el Puerto de Benasque. Ganaremos vistas sobre el valle y los Montes Malditos hasta llegar al pié del Puerto de Benasque. Allí seguimos, más o menos llanos, sin alcanzar el Puerto de Benasque propiamente dicho, hacia el Puerto de La Picada. En el Puerto de La Picada cambiamos de CC.AA. y pasamos a Cataluña. En sólo unos metros nos podemos asomar a Francia también. En casi todo momento andamos en este tramo por encima de rocas calizas, blanquecinas, y pastos de montaña. Las dolinas son habituales tanto en el lado de aragonés como en el catalán.

blank

Montes Malditos desde los pies del Puerto de Benasque

blank

Puerto de la Picada

 

Entre zonas de pastos iremos descendiendo por la Canaleta de Pomero, con un sendero cada vez más claro que va adentrándose en los bosques, principalmente de hayas. Nada más salir de estos alcanzamos el refugio de la Artiga de Lin. Hasta el Puerto de La Picada habremos superado unos 800/900m de desnivel positivo. A paso normal, no serán menos de 4 horas las que nos lleve esta primera mitad de la ruta.

Aprovechamos para parar un momento, coger agua, o algún refresco, y comer un poco.

blank

Subida a Col de Toro desde la Artiga de Lin

 

Desde la Artiga de Lin la subida es muy obvia. Un gran valle de abre con un tremendo paredón final sobre el que se encuentra el Ibón de col de Toro entre picos más altos de piedra caliza. Una vez allí poco desnivel quedará, pero la subida hasta el ibón es realmente exigente. Hay un par de enclaves con sirgas, pero no tienen dificultad técnica, siendo más para la bajada que para la subida. La subida, a paso normal, nos llevará unas 2h30 minutos, salvando unos 800m de desnivel. Una auténtica pared, pero andable.

blank

Ibón de col de Toro

 

Una ve zen el Ibón de Col de Toro, entrando de nuevo en el Parque Natural Posets-Maladeta, rodearemos el ibón por la derecha en el sentido de la marcha, con muchos bloques de piedra. Aprovechamos para ver el Pico de Aigüalluts que nos tapa al Aneto. Saldremos al Valle de la Escaleta, descendiendo hacia Aigüalluts, donde veremeos la famosa cascada, el Forau y Aneto presidiendo el paisaje, la Besurta, Pllan d’Están y vuelta el Hospital de Benasque y el Vado, donde termina esta larga ruta. En total unas 8/9 horas para completar los 26km de recorrido.

blank

Pllan de Aigüalluts

blank

Pico Aneto desde Aigüalluts

 

Comparte esta entrada

Deja una respuesta