Previsión fin de semana 23-25 de febrero de 2018

.

Hola hola!

Semana ventosa, más que otra cosa. (no temáis, la previsión de hoy no va a ser en verso).

Rachas de viento intensas las que hemos tenido, además de temperaturas, digamos, poco frías para las fechas. Esto hizo que las pocas precipitaciones que hemos tenido fuesen en forma de agua en cotas medias, salvando el extremo Norte del Valle donde sí que ha precipitado a base de bien, y con abundante cantidad de nieve -Renclusa ronda los 3m de nieve-.

Escasas heladas en los pueblos, incluso algunos días ni eso, aunque las máximas, salvando el lunes que pasó de 10ºC, se han quedado contenidas, entre 5ºC y 7ºC o menos. En el Ampriu ya se notó la entrada de aire más frío desde el miércoles, y lleva estos dos días sin pasar a terreno positivo y con mínimas de -7ºC y -8ºC.

Precipitaciones, como decíamos, en general, escasas, salvo en la zona de llanos del Hospital, cuyos espesores en pistas ya pasan de 200cm.

Mucho se ha escrito estos días sobre el tiempo que tendremos en los próximos idem y,  como faltaba y falta tanto, seguramente demasiado pronto se ha hecho dicha escritura y más que se va a escribir.

Los próximos días, refiriéndonos con esto, como es habitual en este espacio del tiempo del Valle de Benasque, al próximo fin de semana, van a ser, posiblemente, los que compongan el mejor fin de semana de lo que llevamos de temporada o, al menos, uno de ellos.

El viento va a cesar ya durante la madrugada del viernes. Sábado y domingo van a quedar con viento en calma, temperaturas bajas y ambiente soleado. Como no podía ser de otra forma, un servidor no podrá disfrutar del mismo.

El sábado tendremos un tiempo tranquila, pese a que el tablero de centros de acción más cercanos ya nos muestra los actores que han de tomar protagonismo a lo largo de la semana que viene. La Península queda entre medias de una, aun lejana, entrada fría continental, y lejos también de las borrascas atlánticas.

El movimiento que se ha de dar entre el lunes y el martes apunta al avance de una masa muy fría por el contiente europeo, impulsada por vientos del Este fruto de un potente anticiclón, con bolsa cálida en altura, que tomará posiciones al Norte de Escandinavia y, quizás, alargándose con el paso de los días hacia Islandia. Por otra parte, ese mismo anticiclón provoca que las borrascas atlánticas no puedan avanzar hacia el Este, lo que hace que desciendan de latitud. En el Mediterráneo hay dominio de bajas presiones, no profundas, pero suficientes para consolidar el pasillo de “estes”.

A partir del miércoles es posible que, en una medida aún no predecible, estas dos masas de aire muy contrastadas, una muy fría y seca (polar continental) y otra muy húmeda y más templada, interaccionen muy cerca de nuestra zona y puedan generar un tiempo más inestable y ya veremos en qué medida frío. Ahora mismo los modelos apuestan más por tiempo inestable, con importantes precipitaciones generalizadas, pero con temperaturas normales para las fechas. Como es lógico, y sabemos, en la medida en que dominen los vientos de SW, las temperaturas serán menos frías, si bien la inestabilidad será mayor, ya que la masa continental es muy fría pero muy seca. De todas formas, como decíamos, quedan aún 5 días para eso, o casi 6, y estamos aún lejos de poder afirmar cómo será.

¿Y por qué, pese a estar ya a unos 5 días, plazo en el que quizás deberíamos tener todo esto ya un poco más claro, no podemos afirmar casi nada?

Pues porque como vemos en el ensemble, a partir del martes sigue habiendo una incertidumbre muy alta. Sí que es cierto que, a nivel de precipitaciones, la situación parece bastante segura. Tendremos tiempo inestable desde el martes/miércoles, posiblemente con abundantes precipitaciones, pero a nivel de frío, es decir, de nevadas en cotas bajas o muy bajas, a día de hoy no descartables, no sabemos nada. Y es que, como veis, en altura tenemos miembros del modelo que marcan -35ºC y otros, para el mismo día, marcan -17ºC (hablamos de 500hpa, o sea, unos 5.500msnm). A 850hpa (unos 1.500msnm -que ya veremos a ver dónde acaban según el geopotencial que tengamos-, tenemos variaciones que van de -13ºC a +6ºC. Y es que todo depende, en cuanto a esas cotas, y la cantidad de precipitación, de que masa de aire nos afecte más directamente, o la más templada e inestable proveniente del Atlántico, o la más fría pero seca proveniente del este de Europa. Y bueno, en los momentos en los que una desplace a la otra, especialmente si entra el frío y es barrido por la masa Atlántica, podemos tener de todo.

Pero, de momento, el fin de semana va a ser mucho más sencillo, y tiene la siguiente previsión:

Viernes día 23: Soleado, con alguna nube pegada al Norte a primeras horas, ya sin precipitaciones. Temperaturas con pocos cambios, quizás más bajas en el fondo del Valle con las calmas. Viento aflojando de madrugada, flojo ya el resto del día.

Sábado día 24: Dominio del sol. Quizás alguna nube alta pasajera. Temperaturas más altas las máximas y mínimas un poco más bajas. Vientos flojos.

Domingo día 25: Soleado. Temperaturas un poco más altas. Vientos flojos.

Lunes día 26: Soleado. Temperaturas quizás un poco más bajas. Vientos flojos de NE.

Y quedaríamos a las puertas de la resulución de misterio anterior, cosa que iremos contando por @meteobenás, y en próximas y jugosas actualizaciones.

Saludos.

-dani…-

 

 


Fuentes: www.meteored.com / www.aemet.es / ww.chebro.es / www.meteociel.fr

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *