Términos meteorológicos en patués

.

Entrada publicada originalmente el 23 de febrero de 2013

Recuperamos una de las entrada “no previsivas” que hicimos en la anterior ubicación del blog. Iremos recuperando alguna de vez en cuando.

En este caso se trata una recopilación de algunos de los términos que utilizamos en patués -que como sabéis es la lengua que se habla en el Valle de Benasque- para referirnos a aspectos meteorológicos. No son todos los que están, ni están todos los que son, pero si que hay unos cuantos. Van el orden alfabético, si sabéis más podéis decirlos mediante comentarios a la entrada, o bien en @meteobenás.

 

Aiguanevá: Que en castellano, si es que existe, sería algo así como aguanevar. Vamos, que está cayendo aguanieve, es decir, nieve húmeda entre gotas de agua. 

Aiguapotros: Lo que viene siendo una zona de acumulación de aguanieve. Al pasar por allí te empapas y casi salpicas a cada pisada. 

Aire: En patués, al menos que yo sepa, no tenemos la palabra viento, con lo que cuando sopla el Puerto o hay ráfagas, sea de la dirección que sea, decimos que Fá aire. También están varios dichos con este término, como “el aire de Puerto als tres díes muerto”, “aire de Basibé, aigua a redé”, etc. 

Boira: El término se utiliza tanto para referirse a la niebla como para hacer mención a nubes. Por ejemplo, a “Boires mol negres” (nubes muy negras).

Bonansa: A parte del pueblo de la zona orental de la Ribagorza, se denominan así a los días agradables, generalmente en el invierno, cuando ya la nieve no aguanta tanto y se puede pasear tranquilamente por el sol. 

Borrasca: Más que a una zona de bajas presiones, el término borrasca suele describir esa precipitación de nieve arrastrada por el viento, generalmente de Puerto (norte) que no suele dejar acumulados nada significativos. Si esa borrasca se intensifica y arrecia por momentos, se denominaría Borrascada. 

Calma: Generalmente se usa el término para esos días de verano donde hay un ambiente bochornoso, con el sol picante y que barrunta tormenta. Si a eso se le une un ambiente de calimas a veces se utiliza el término más exagerado de “calmota”. 

Cllaró: Se refiere al estado del cielo, generalmente cuando va despejando después de estar tapado o pasar una tormenta. Suele usarse con una connotación de progreso en le estado del cielo, como “ya va acllarán el sielo” (ya va aclarando el cielo). 

Conchestra: Es una acumulación de nieve producto de la acción del viento (aire). Suele darse tras los muros de los prados y fincas, así como en caminos, principalmente transversales a la dirección de viento que las provoca, en nuestro caso en viento de norte. 

Chelo: Es como se dice hielo en patués. 

Chubascada: Podría traducirse como aguacero. Un precipitación de agua de corta duración pero bastante intensa. 

Churro/puro: Así se denomina a los carámbanos de hielo que, generalmente, aparecen en los tejados tras alguna nevada que viene seguida de tiempo frío. 

Escornacrabes/Matacrabits: Esto es nieve granulada o granizo muy fino, generalmente acompañado de viento que hace que caiga bastante revoltoso y no verticalmente. 

Estaciones del año: En patués son Ibert (invierno), Primabera, Berano y Aguerro (otoño). 

Eschelibriu: Se dice de las personas frioleras que, en un momento dado, muestran que están pasando frío, sobre todo cuando no es para tanto.

Flloco: Yo no lo uso, la verdad, pero se supone que es copo. 

Fret/Fredo: Frío. Un mes muy frío: “Un mes mol fredo”. 

Gallinot: Calima. Se asocia a días de verano con mala visibilidad y ambiente bochornoso. 

Llampit: Relámpago o rayo. 

Llitarrada: Aunque no es un término puramente meteorológico, así es como se denominan los aludes o avalanchas en patués. 

Neu: Nieve. 

Patac: Suele utilizarse para describir una precipitación muy intensa. “Pllou a patacs” (Llueve muchísimo, con mucha intensidad). 

Pllou/Plloure: Llover. Dependiendo de la intensidad pues puede ser, como hemos dicho antes, “a patacs”, o también puede ser sólo un “ruisadet”, una lluvia relativamente intensa pero muy corta, muchas veces incluso con sol. 

Raso: Se aplica el cielo sin ninguna nube, tanto cuando lo está “de continuo”, como cuando se queda despejado tras haber estado cubierto. 

Rebesada: Viene a significar un cambio de tiempo hacia un frío que ya no tocaba para las fechas. Generalmente se aplica a días fríos de primavera, días borrascosos ya en el mes de Abril, o incluso primeros de mayo. 

Rosada: Esto también se usa en otras zonas de Aragón para definir el rocío de la mañana, especialmente en primavera y otoño (agüerro). 

Sielo: Cielo. 

Tabascada: Yo no lo uso mucho, pero es sinónimo de tormenta/tronada. 

Tems: Tiempo. La típica pregunta, sobre todo para los que nos dedicamos -aficionadamente- a esto.  “¿Qué tems fará?“, ¿Qué tiempo hará?.

Tronada: Tormenta. 

Turberes: Se aplica al tiempo ventoso tras una nevada, significando que la nieve se desplaza con el viento formando remolinos, vamos, haciendo “turberes”. 

Ubago/Solano: Las zonas ubagas son las zonas sombrias/umbrías, donde el sol, sobre todo en invierno (Ibert) pega muy poco o nada. Por el contrario “les solanes” son las zonas donde el sol pega muchas horas. Se puede aplicar a fincas o zonas, por ejemplo “Ixo prau lle mol solanero”, “ese prado es muy solano” (o muy ubago).

Unada: Una “unada” vendría a ser cada una de las ráfagas notablemente más fuertes de la media que se dan en un tiempo ventoso. Es decir, la racha de viento especialmente intensa. No hace falta que haya nieve (como en les turberes) para hablar de unadas.

Si me acuerdo de alguna más la añado y lo digo en @meteobenás.

Saludos

-dani…-


Fuente: Conocimiento propio y diccionariobenasques.com

Comparte esta entrada

2 Comments on “Términos meteorológicos en patués”

  1. Moltes grasies Dani, tot lo que achude a difundi el patues está mol be.
    Solo un apunte, verano se diu estiu.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *