Con raquetas hasta el Forau de Aigualluts

.

Hola!

Retomamos esta sección un tanto olvidada de la página web para dejaros unas líneas sobre uno de los clásicos invernales de dificultad baja. Se trata de la típica ruta veraniega, quizás, o mejor dicho, sin duda, la más familiar y transitada en esa época del año, que discurre entre Llanos del Hospital y el Forau de Aigualluts.

La ruta se inicia a unos 1.725msnm en el aparcamiento del Vado, anterior al Hospital de Benasque, y finaliza a unos 2.030msnm, en el llano posterior el Forau de Aigualluts.

Como hemos comentado, la excursión carece de dificultad técnica, sobre todo si, después de alguna nevada intensa, se permite el transcurso de varios días en los que se va abriendo huella en el trayecto posterior a la Besurta (a 1.920msnm)

Partiendo desde el Vado del Hospital, donde encontramos una amplia zona de aparcamiento, podemos tomar la carretera que continúa unos 400m hasta encontrar la traza de la pista de esquí de fondo. En ese punto nos podemos calzar las raquetas y, siempre por la margen izquierda y sin pisar las huellas trazadas para la práctica del esquí nórdico, empezar el trayecto propiamente dicho.

Son poco más de 3,5km hasta la Besurta, siguiendo la pista de esquí nórdico, con pendientes moderadas y zonas de amplios llanos (como el Plan d’Están).

Plan d’Están

Una vez llegados a la Besurta, el camino continúa ya dejando la pista de esquí, generalmente por un sendero siguiendo la huella por la ruta veraniega hacia el Forau de Aigulluts, superando algunas rampas más pronunciadas, sobre todo antes del desvío hacia la Renclusa, que no tomamos, y poco después de este. Una vez superado ese segundo umbral,  la ruta sale de nuevo a un amplio llano en cuyo final encontramos el Forau de Aigulluts. Desde allí, bordeándolo por su izquierda según el sentido de la marcha, alcanzamos en unos 300m, el llano junto a la cascada y con unas magníficas vistas del Aneto, máxima altitud de los Pirineos con sus 3.404msnm (siempre y cuando el día lo permita). En total, desde la Besurta, son casi 1,5km de recorrido pro sendero.

Plan d’Aigualluts con el pico homónimo y el Aneto.

 

La vuelta se realiza por la misma ruta hasta superar la Besurta. Allí, a la entrada del Plan d’Están, podemos tomar el sendero que parte hacia Llanos del Hospital, por la margen derecha del Llano (siempre que no haya riesgo de avalanchas) y que va discurriendo entre bosques y praderas hasta salir al llano del Hospital, donde podemos continuar o bien por la misma carretera de acceso al Hotel o bien por el propio llano que nos conduce hasta el parking de inicio. En total, de ida y vuelta, son unos 11km de recorrido, con lo que hemos de prever una duración de más de 3 horas y media a ritmo “normal”. Si vamos parando y en plan tranquilo, más todavía. Hay que llevar algo de comida para reponer fuerzas y bebida, aunque hay algunos barranquillos y ríos a lo largo del recorrido, pero el agua puede estar un pelín fresca.

 

Qué ver?

La ruta discurre en una zona de alta montaña, posiblemente uno de los paisajes más alpinos de todo el Pirineo. Los bosques de pino negro (Pinus uncinata) nos acompañan casi toda la ruta, dejando amplias zonas de pastos en los llanos, donde los rebaños pastan en época veraniega. Son innumerables las zonas de avalancha, sobre todo en las vertientes de los picos Salvaguardia (2.736msnm) y de la Mina (2.704mnm), fronterizos con Francia, entre los cuales se encuentra el Puerto de Benasque, tradicional paso fronterizo. Muy visibles sus efectos en el tramo de regreso una vez abandonado el Plan d’Están con multitud de pinos quebrados.

La presencia de rocas calizas durante la mayor parte del trayectos, permiten ver fenómenos de tipo kárstico, como puntuales lapiaces, especialmente visibles, si la nieve lo permite, en la zona del desvío de la Renclusa, y la zona de dolinas de Aigualluts, con el Forau como máximo exponente. En el Forau se capturan las aguas del glaciar del Aneto que, después de un recorrido subterráneo, acaban saliendo en el valle de la Artiga de Lin, en los Uelhs deht Joeu (Valle de Arán-vertiente atlántica), donde configuran el nacimiento más caudaloso del río Garona.

Forau de Aiguallluts

 

En los llanos, que son cubetas glaciares labradas hace miles de años, que iremos atravesando, especialmente en el Plan d’Están y en el propio de Aigualluts, se desarrollan cauces fluviales de tipo anastomosado, con meandros muy marcados que, con frecuencia quedan separados del cauce principal.

También son visibles algunos de los últimos glaciares de los Pirineos. Desde la Besurta podemos ver parte del Glaciar de la Maladeta, y desde el final del trayecto, en el Plan d’Aigualluts, el Glaciar del Aneto.

Antes de hacer la ruta, como es normal, hay que informarse del tiempo previsto y del riesgo de aludes.

Esperamos que disfrutéis de la ruta.

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *